Preguntas Frecuentes - FAQ (Frequently Asked Questions)

AQ-movel.es-preguntas-y-respuestas-sobre-movilidad-eléctrica¿Me resultará rentable instalar en mi negocio un cargador (también llamado punto de recarga) para vehículos eléctricos? ¿Cómo funcionan estos cargadores? ¿Y cómo elegir un punto de carga para mi hogar? En estas líneas (Preguntas y respuestas sobre movilidad eléctrica) te damos respuesta a las principales dudas que puedas plantearte acerca de la carga de vehículos eléctricos, la elección de un cargador, el funcionamiento de esta web o tu Cuenta personal. Si tienes dudas sobre un equipo en concreto, puedes dejar tu pregunta en su sección de Preguntas y Respuestas, y podrás ser respondido por un comprador de ese equipo (¡confía en su experiencia de uso!), por el propio fabricante del mismo (¡quién mejor que el padre de la criatura!), o por el personal de movel.es (¡para eso estamos!)

Si eres veterano en movilidad eléctrica y no requieres estas explicaciones, sí te va a interesar la información más buscada por un usuario de VE: la tabla resumen con las principales potencias de recarga, y las calculadoras con las estimaciones de autonomía y coste que supone una recarga. Puedes encontrarlas aquí.

Contenido

Información general

¿Qué es un vehículo eléctrico (VE)?

Un VE es ese tipo de vehículo que para desplazarse emplea energía eléctrica. Puede ser una bicicleta, moto, coche, furgoneta, camión, avión… Lo que se nos ocurra. Según su tren motriz, pueden agruparse (por sus siglas en inglés) en las siguientes categorías (en movel.es somos fans de los VE puros, sin despreciar a los demás):

  • BEV – (battery electric vehicle): VE con batería (vehículo eléctrico puro).
  • REEV – (range extender EV): VE con batería y extensor de rango (pequeño motor térmico usado para recargar la batería, no para mover las ruedas).
  • FCEV – (fuel cell EV): VE con celdas de combustible alimentadas por hidrógeno.
  • PHEV – (plug-in hybrid EV): VE que posee dos o más fuentes de potencia. Combina un motor de combustión interna con un sistema formado por una batería y un motor eléctrico. Es enchufable: su batería se puede recargar tanto circulando, por el propio funcionamiento híbrido del tren propulsor, como en parado, enchufado a la red eléctrica.

Es importante no confundirse con los semi híbridos (mild hybrid) puesto que son vehículos que emplean motores térmicos ayudados por pequeños sistemas eléctricos: no pueden desplazarse únicamente en modo eléctrico sin emitir emisiones contaminantes.

¿Qué autonomía tiene un VE?

Pierde el miedo a quedarte sin batería. En serio.

Es cierto que por todas partes puedes encontrar gasolineras, pero no es menos cierto que hay más enchufes disponibles que surtidores de gasolina.

Cualquier VE del mercado actualmente te ofrece la autonomía necesaria para tu día a día. Y si necesitas recorrer más km, tienes a tu disposición numerosos puntos de carga, muchos de los cuales son gratuitos.

¿Dónde se puede recargar un vehículo eléctrico?

En principio, cualquier enchufe Schuko convencional puede servirnos. Es decir, allí donde recargas la batería de tu Smartphone puedes recargar la batería de tu VE. Sin embargo, este tipo de recarga (“Modo 1”), no es la opción más rápida, ni la más segura. Desde movel.es recomendamos utilizar:

  • Un punto de carga instalado en el garaje del usuario (recarga vinculada).
  • Puntos de recarga públicos y privados tanto gratuitos como de pago.

En nuestra tienda online podrás encontrar los mejores productos para recargar tu VE o el de tus clientes.

¿Cuánto tiempo se tarda en cargar un vehículo eléctrico?

No todos los VE pueden almacenar la misma energía en sus baterías. Una bici eléctrica cargará más rápido que un camión eléctrico de reparto.

En el caso de un automóvil, podemos pensar que el tiempo que está cargando en “Modo 3” mientras dormimos nos da para desplazarnos sin problemas al día siguiente; si utilizamos un punto de recarga rápida, podemos recargar casi al máximo su batería, prácticamente tras haberla agotado, en menos de media hora.

Si aún tienes dudas, consulta nuestra calculadora para comprobarlo.

¿Cuánto dinero cuesta recargar un vehículo eléctrico?

Al igual que cuando nos preguntamos “cuánto tiempo cuesta”, cuando nos preguntamos “cuánto dinero cuesta”, la respuesta es “depende”. Depende del vehículo y de la tarifa eléctrica del punto al que esté conectado mientras carga, pero como referencia el coste oscila entre 1€ y 1,5€ para recorrer 100 km frente a un mínimo de 6€ en el caso de un vehículo con motor de combustión interna.

Si lo deseas, introduce tus datos en nuestra calculadora para hacer tu propio estudio. Además, recuerda que hoy existen muchos puntos donde recargar tu VE es totalmente gratis.

¿Se puede mojar un VE? Y si llueve, ¿puedo recargarlo?

Aún hoy es habitual escuchar dudas como éstas. Si llueve, ¿es seguro viajar en un VE? ¿Puedo lavarlo con agua a presión o en un túnel de lavado? ¿Se puede recargar si hay tormenta?

Te respondemos con otra pregunta: ¿tienes miedo de pasar junto a una farola que ilumina la calle una noche lluviosa? Pues eso.

¿Cuál es la vida útil de una batería?

En función del uso que le demos, podremos acortar su vida o hacer que dure muchos años sin sufrir la temida degradación. Se aconseja no dejar que la carga de la batería baje del 20%, ni superar el 80% continuamente: mantenerla entre el 20 y el 80% (como regla general) alargará su vida al máximo.

Asimismo, aunque la tecnología de las baterías mejora cada año, se recomienda no abusar de las recargas rápidas y evitar aparcar el VE bajo el sol del verano muchas horas seguidas.

Cuando realices desplazamientos largos obviamente podrás recargar hasta el 100% y aprovechar las ventajas de las recargas rápidas, pero en el día a día acostúmbrate a cargar a pocos kW (a pocos A) mientras tu VE permanece parado (mientras duermes; mientras compras; en el trabajo; etc).

¿Es caro de mantener un motor eléctrico y una batería?

Al igual que a la pregunta de si un VE puede mojarse, vamos a responder con dos preguntas:

¿Qué mantenimiento necesita el motor eléctrico de un taladro? (Un taladro decente, de ésos con motor sin escobillas).

¿Qué mantenimiento requiere la batería de un smartphone, o de un portátil?

Cuando toque (si toca) sustituir un motor eléctrico o una batería, ¿cuánto costará? Seguramente del orden de lo que cuesta sustituir un motor térmico, una caja de cambios o un embrague.

¿kW o kWh?

1 kW es una medida de potencia equivalente a 1,34 caballos de vapor (CV).

1 kilovatio hora (kWh) es una medida de energía equivalente a consumir 1.000 vatios de potencia constantemente durante 1 hora.

Cuando hablamos de motores o de puntos de carga, hablamos de kW; cuando hablamos de baterías, utilizaremos kWh.

¿Corriente continua o corriente alterna?

Las baterías y las pilas proporcionan corriente continua (DC, por sus siglas en inglés). Cuando conectamos un aparato eléctrico entre los extremos de estos generadores se produce un flujo constante de electrones en el tiempo. Al conectar dicho dispositivo (una lámpara por ejemplo) la corriente que circula por el circuito es siempre constante (mismo número de electrones).

La corriente alterna (AC, por sus siglas en inglés) es producida por los alternadores y es la que se genera en las centrales eléctricas. También es la corriente empleada para llevar la energía eléctrica desde esas centrales hasta los puntos de consumo. Por tanto la corriente que obtenemos en los enchufes de las viviendas es alterna. En este caso, la intensidad varía con el tiempo (número de electrones variable) y cambia de sentido de circulación 50 veces cada segundo (si la frecuencia es de 50 Hz, que es lo habitual en Europa).

Las baterías de un VE, al igual que las pilas de un juguete, trabajan con corriente continua. Los puntos de carga rápida, a partir de 50 kW, (CHAdeMO, CCS combo) suministran este tipo de corriente, que es directamente almacenada en la batería.

El motor de un VE, sin embargo, lo habitual es que emplee corriente alterna.

Los enchufes o cargadores domésticos no pueden suministrar su corriente alterna a la batería, por lo que ésta tiene que rectificarse en el inversor del vehículo, que transforma la AC de la red en DC para la batería. Este inversor también se encarga de rectificar la AC obtenida en el motor a DC para la batería en el proceso conocido como “frenada regenerativa”.

¿Red monofásica o red trifásica?

Habitualmente, la red eléctrica que tenemos contratada en nuestras casas nos proporciona corriente monofásica. Dicha corriente nos es suministrada mediante un cable con protección marrón (o negro) llamado fase; cierra el circuito por un cable con protección azul llamado neutro, y como medida de seguridad tenemos un tercer cable con protección verde y amarilla llamado tierra. Entre fase y neutro obtenemos así una tensión de 230 V nominales.

En algunos hogares, sin embargo, se cuenta con redes trifásicas, formadas por 3 corrientes monofásicas. Muchas empresas, así como la propia red de distribución de electricidad, operan con redes trifásicas. La tensión en este caso es de 400 V.

Modo 1, Modo 2, Modo 3, Modo 4

Modo 1. El Modo 1, conocido como el enchufe Schuko que tenemos en casa, no es aconsejable para recargar cierto tipo de VEs. Sí puede emplearse para recargar la batería de bicicletas o patinetes eléctricos, o puntualmente la batería de motos o coches eléctricos o híbridos. No se considera apto para los VEs puesto que no dispone de seguridad.

Modo 2. El Modo 2, o recarga lenta, se emplea a nivel particular en garajes con red monofásica a 230 V. El instalador colocará una caja provista de las pertinentes protecciones eléctricas, junto al enchufe Schuko que se destinará a recargar el VE o híbrido.

Modo 3. El Modo 3, o recarga semi-rápida, es el adecuado para el uso habitual del VE. Implica la instalación de un equipo “de pared”, llamado de tipo “wallbox”, junto a un sistema de protecciones eléctricas dentro de su cuadro, independiente del propio wallbox, destinado a proteger la red, el equipo de recarga y el propio VE. Existen equipos de recarga Modo 3 disponibles tanto para redes monofásicas como para trifásicas.

Para recargar habitualmente un VE de uso particular el Modo 3 es el adecuado, debido a que es más seguro y más rápido que los Modos 1 y 2.

Según la legislación española (ITC-BT 52) el Modo3 es obligatorio para los puntos de recarga de uso público.

Modo 4. El Modo 4, o recarga rápida, no está pensado para cargar en nuestros hogares, sino en ciertas ubicaciones, públicas o privadas, capaces de gestionar estos equipos (y sufragar su coste).

Se consideran cargas rápidas a aquéllas que gestionan potencias partir de 50 kW y se emplazan en puntos estratégicos para realizar viajes largos, o bien para recargar rápidamente cuando se dispone de poco tiempo de estacionamiento.

Los Modos 1, 2 y 3 emplean corriente alterna; el Modo 4 utiliza corriente continua.

¿Cómo instalar un punto de recarga de vehículo eléctrico?

Instalar un punto de carga en un garaje particular es muy sencillo, pero debe hacerlo una empresa autorizada y cumplir la Instrucción Técnica ITC-BT-52.

En el caso de que tengas una plaza de parking en un garaje comunitario, una vez seleccionado junto a tu instalador el tipo de cargador e instalación que requiere, simplemente debes informar formalmente a la Comunidad de propietarios del parking del tipo de instalación que deseas realizar.

Instalar un punto de carga en otro emplazamiento requiere siempre la ayuda de un instalador profesional.

En todos los casos, puedes localizar un instalador cercano a tu ubicación, y que cumpla con tus necesidades, en la plataforma ZEVmarket.com.

¿Qué ayudas hay disponibles?

Como en muchos otros asuntos, las ayudas y subvenciones tanto para la compra de VEs como de puntos de recarga, varían de un año a otro, y de una Comunidad Autónoma a otra; asimismo se cuenta con subvenciones y ayudas estatales (Plan Movalt, Plan Movea, PlanVEA, Plan MOVES…) que también van variando en el tiempo. Por todo ello, se recomienda consultar las bases disponibles por cada organismo público.

¿Cómo elegir un punto de recarga para tu vehículo eléctrico?

Si te haces esta pregunta es porque tienes un VE (o tienes intención de comprar uno) o al menos un lugar donde recargarlo, bien sea un garaje (particular o comunitario), un jardín, un parking perteneciente a una empresa, etc.

Posiblemente tras leer el listado anterior de preguntas y respuestas tengas ya una idea bastante acertada del equipo que necesitas. En caso contrario, te resumimos los principales puntos que debes considerar:

¿Qué VE o híbrido tengo (o pienso comprar)?

Para el caso de pequeños VEs, como bicicletas o patinetes eléctricos, se recomienda hacer uso de un simple Schuko doméstico; para híbridos o pequeños VEs, como los scooters eléctricos, basta un punto de carga de Modo 2; para la mayoría de los VEs del mercado, incluidas motocicletas eléctricas, y por supuesto todo tipo de híbridos, lo recomendable es emplear un equipo de Modo 3. La mayoría de los productos ofrecidos en movel.es pertenece al Modo 3 de recarga.

¿Cuántos km realizo diariamente?

Esta pregunta debes hacértela previa a la adquisición de tu VE puesto que unos modelos te proporcionarán más autonomía que otros, pero supongamos el caso habitual: conduces menos de 100 km diarios. Prácticamente cualquier equipo de Modo 3 te servirá para recargar durante el tiempo que permanezcas en casa (por ejemplo mientras duermes); sin embargo, debes hacerte la siguiente pregunta:

¿Qué potencia tengo contratada?

Si tienes (consulta cualquier factura de tu “recibo de la luz”) 4,4 kW monofásicos, no debes comprar un cargador trifásico, ni uno de una potencia mayor a esos 4,4 kW, puesto que estarás matando moscas a cañonazos. Ten en cuenta que esa potencia que tienes contratada deberá repartirse entre la recarga de tu VE y el consumo que ya tenías anteriormente (frigorífico, iluminación, etc).

¿Y si salta el automático?

La mayoría de los equipos de nuestro catálogo te permiten indicar la velocidad de carga, o lo que es lo mismo, los amperios (A) que suministrará el equipo a tu VE. De esta manera puedes fijar un tope de corriente (es decir: limitar la potencia a la que cargarás sin afectar al consumo de la vivienda).

¿Y si ese tope se queda corto? ¿No hay una solución mejor?

Si deseas aprovechar al máximo la potencia disponible (esos 4,4 kW del ejemplo) puedes hacer uso de la carga balanceada, disponible como opción en muchos de los equipos de nuestro catálogo. Dicho sistema está constantemente midiendo el consumo de la vivienda (o de la instalación que se tercie), priorizando su alimentación, y dejando la potencia disponible restante para recargar la batería del VE. De esta manera las medidas de protección de la instalación nunca saltarán, dando servicio tanto a los electrodomésticos de la vivienda como a la recarga del VE.

¿Puedo entonces conocer el consumo del VE?

Efectivamente, la mayoría de los equipos de Modo 3 permiten conocer el consumo realizado a través del punto de carga. Es posible emplear una app, un software de gestión desde un ordenador, o el propio display del equipo de carga.

¿Necesito contratar mayor potencia o una red trifásica?

Deberías analizar en detalle el uso que haces de tu VE, pero lo normal es que con lo visto hasta ahora no debas siquiera hacerte esta pregunta: si aumentas la potencia contratada pagarás un importe a tu compañía eléctrica por tramitar el cambio, y pagarás mensualmente una cuota mayor en cada recibo. Normalmente no compensa.

¿Y si pongo una batería externa o paneles solares?

Ten en cuenta el desembolso que ambos casos implican: para recorrer esos 100 km diarios (incluso más) no compensa, salvo en contadas excepciones.

¿Cuánto tiempo dispongo para recargar la batería?

Siguiendo con el ejemplo de 100 km diarios (aproximadamente) y contando con una potencia de 4,4 kW (o incluso menor) las 8 ó 10 horas en las que el VE permanece estacionado (mientras duermes, por ejemplo) serán suficientes.

Si tienes un negocio puedes atraer a clientes que conducen VEs y proporcionarles unos cuantos km de autonomía (gratis o monetizando la recarga) mientras hacen uso de tus instalaciones.

¿Qué cable necesito? ¿Tipo 1, Tipo 2...?

¿Tipo 1 (SAE J1772 o Yazaki), Tipo 2 (IEC o Mennekes), CHAdeMo, CCS? Este dato lo obtendrás viendo el puerto de carga de tu VE. Normalmente nuestros equipos vienen equipados con manguera Tipo 1 ó Tipo 2, aunque también es posible encontrarlos con socket Tipo 2 para conectar un cable (una manguera) adicional entre el equipo de carga y tu VE. En función de tu VE podrás elegir un equipo u otro.

¿Necesito otros accesorios?

Básicamente necesitas el punto de recarga y la manguera (o cable) que lo comunica con tu VE. Opcionalmente puedes comprar otros adaptadores para mangueras, que te permitan recargar tu VE en otros puntos donde desees recargar. También están disponibles mangueras de mayor longitud de cable, soportes para la manguera, postes para fijar los cargadores, señales para indicar que ese estacionamiento está destinado a la recarga de VEs, apps y demás software de gestión de los equipos, etc.

¿Usaré en otros lugares mi cargador?

Como hemos indicado, los Wallbox de Modo 3 se fijan a la pared o a postes sobre el suelo. Sin embargo, disponemos de cargadores portátiles también de Modo 3, de reducidas dimensiones y poco peso, que puedes llevar contigo en tus desplazamientos e incluso emplearlos en tu recarga diaria en casa.

Yo soy empresario: ¿debo ofrecer la recarga gratis o puedo cobrarla?

Si deseas monetizar la recarga de tus clientes, disponemos de métodos de cobro a través de tarjetas de cliente o aplicaciones móviles. Sin embargo, si optas por un equipo de carga Modo 3 de relativamente poca potencia, lo cual hace que tu cliente permanezca más tiempo en tu establecimiento (mientras duerme, come, o compra, por ejemplo) no te compensa complicarte la vida: recuerda el coste que supone el consumo de una recarga completa, en torno a un euro (apenas unos céntimos si tu cliente permanece una o dos horas en tu establecimiento). Si por el contrario deseas adquirir equipos de mayor potencia, para redes trifásicas, o una serie de cargadores, contacta con nosotros y te ofreceremos la mejor solución.

Sobre movel.es

¿Por qué comprar en movel.es?

Nuestra principal baza es el catálogo de productos fiables, ¡y al mejor precio!, que ofrecemos; y la Comunidad que lo respalda.

Pero si el mejor precio no es suficiente para ti, siempre puedes ser parte activa de la Comunidad y conseguir que tu cargador te salga gratis.

Además, comprando un equipo de carga en movel.es contribuirás a que un nuevo árbol sea plantado.

¿Cómo puede salirme gratis mi compra?

Sé parte activa de la Comunidad.

Distribuye tu código de referido a través de las redes sociales, el correo electrónico, la propia Comunidad o tus amistades, clientes o conocidos.

Siéntete libre de hacer llegar tu código personal de la manera que prefieras. Por cada nuevo comprador que consiga movel.es gracias a ti, te devolveremos un porcentaje de tu compra, hasta llegar al 100%.

 

Política de Privacidad y de Cookies / Términos y Condiciones

En los siguientes enlaces puedes consultar nuestros Términos y Condiciones, así como nuestra Política de Privacidad y de Cookies.

Sobre la cuenta cliente

Cómo darme de alta o de baja / Editar mis datos

Darse de alta es muy sencillo: basta que nos indiques tu nombre, tu apellido y una dirección de correo electrónico. Te llegará nuestra bienvenida a esa dirección de e-mail (revisa tu bandeja de correo no deseado, o spam, si no lo recibes), con una contraseña generada automáticamente.

Una vez en el menú de tu Cuenta, puedes editar los datos que desees (dirección de entrega y facturación, modificar contraseña, etc).

Si al registrarte eliges la opción de inscribirte en nuestro Programa de Referidos (lo cual te aconsejamos) te llegará un segundo correo electrónico con tu código personal de referido. ¡No olvides compartirlo!

También puedes darte de baja desde el menú de tu Cuenta en cualquier momento y sin dar explicaciones. Recuerda que al cancelar tu Cuenta perderás los referidos que hayas podido acumular.

He olvidado mi contraseña

Si no recuerdas tu contraseña, en el área de acceso, dispones del enlace “¿Olvidaste la contraseña?

Se te pedirá la dirección de e-mail con la que te registraste para enviarte un correo que te dará de nuevo acceso a tu Cuenta, y desde donde podrás crear una nueva contraseña. Revisa tu bandeja de correo no deseado (spam) si no recibes el correo.

Mis pedidos

En el apartado de tu Cuenta “Mis pedidos” podrás revisar el listado de las compras que hayas realizado.

Tendrás acceso a cada Número de pedido, donde se indica su fecha de compra, estado del pedido, importe, etc. Podrás asimismo descargar el pdf con la factura.

Beneficios de mi cuenta de cliente

Entrando en tu Cuenta podrás ver tu código de referido, dentro del menú “Referencias”. Desde él podrás compartir tu código por correo electrónico, o a través de las redes sociales. Dispones de 8 banners diferentes para compartir tu código en tus redes sociales, pero ¡recuerda que un mensaje personalizado siempre nos atrae más!

En el menú “Mis afiliados” podrás ver a qué contactos has convencido para entrar en el Programa de Referidos; podrás ver su fecha de alta y su código de referido personal.